Mejoramiento de la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático en los Andes Peruanos-MESAACC

Miércoles, 06 Diciembre 2017 12:15

Objetivo del proyecto:

Familias campesinas mejoran su seguridad alimentaria, reduciendo los efectos del cambio climático en tierras altas de los Andes.

Los objetivos específicos son:

1. familias campesinas organizadas aumentan la productividad de los cultivos y frutales andinos y la cría de pequeños animales;

2. familias campesinas organizadas experimentan en sus parcelas variedades de cultivos andinos que se adaptan a situaciones adversas al cambio climático;

3. familias campesinas organizadas recuperan ecosistemas frágiles en cabeceras de cuenca con siembra y cosecha de agua;

4. organizaciones campesinas fortalecidas incluyen propuestas para la reducción de violencia doméstica que implica la dimensión de género en la agenda política local.

   Este proyecto ha sido financiado por Pan para el Mundo Servicio Protestante para el Desarrollo (PPM SD) y se ha ejecutado de enero de 2013 a diciembre de 2015.

 

Se ha obtenido los siguientes logros:

-El personal técnico del proyecto ha realizado un importantetrabajo de identificación y caracterización de 11 especies resistentes a la sequía: 6 de papa nativa, 1 de oca, 2 de tarwi y 2    de quinua.

  Las especies de papa resistentes son: Tumbay, que tolera la sequía y helada; Huayro Moro, que soporta la sequía y la rancha; Peruanita, que tolera la rancha, heladas y            sequía; Iscopuro, que es resistente a las heladas, rancha y sequía; Tarmeña, que resiste a la rancha y las sequías; Sajsa Juito, que tolera la rancha y las heladas. En cuanto      a  la Oca, la variedad Zapallo es la que tolera muy bien a las heladas y sequías. En el Tarwi, la variedad Altagracia es resistente a la plaga barrenador del tallo y trips; la  variedad Mantaro es sumamente resistente a la sequía. En cuanto a la quinua, la variedad Rosada de Junín resiste muy bien al ataque de los pájaros; la variedad Kancolla es poco atacada por las aves.

-Instalación de 01 banco de germoplasma con 6 variedades de quinua en el año 2014, en la localidad de Gorgor (Marías). Las variedades son: Blanca de Junín, Pasankalla, Hualhuash, Kancolla, Salcedo y Rosada de Junín.

- El rendimiento conseguido en el cultivo de la quinua al empezar el proyecto era en promedio de 800 kg/ha, actualmente se ha logrado que los productores alcancen un rendimiento de 900 a 1200 kg/ha y que un productor      llegue a 2400 kg/ha, con el uso de abonos orgánicos (humus, compost y biol) y haciendo todas las labores culturales que este cultivo requiere.

- 5 hectáreas reforestadas con especies nativas: quenual, aliso, sauco; 3 hectáreas con zanjas de infiltración en Chavín de Pariarca y Chuquis; hectáreas de zonas depredadas por sobre pastoreo han sido recuperadas.

  Esto es importante porque significa que la población ha sido sensibilizada sobre la necesidad de apoyar a la regeneración y protección de los ecosistemas frágiles de su entorno que están siendo afectados.

 

Se ha logrado que la participación de las mujeres en los talleres de capacitación de producción de cultivos andinos sea mayor al de los hombres (40.45%, hombres y 59.55%,  mujeres). Si bien esto está representando una sobrecarga de trabajo, para nosotros es un logro importante porque las mujeres están asumiendo un rol productivo y económico, que las empodera. Así, con este proyecto se está consiguiendo que las mujeres productoras logren desarrollar capacidades técnicas y que vayan obteniendo una visión clara de su papel en el desarrollo y la mejora de la economía familiar, lo que está llevando a que empiecen a tener protagonismo dentro del ámbito local.

- Los productores y productoras que participan en el proyecto promueven la diversificación de cultivos y frutales andinos, y han desarrollado capacidades en evaluación de la calidad de suelos, uso de enmiendas orgánicas, asociación de cultivos y control ecológico de plagas.

- 290 familias campesinas organizadas en sus unidades productivas incorporaron la crianza de animales menores (cuyes y aves de corral) aumentando la ingesta diaria de proteínas de 30 gramos, según línea de base, a 79.1 gramos por persona. Además, mujeres y hombres aumentaron la ingesta calórica de 1600 Kcal/kg (línea base) a 2051.7 kcal/kg. Información resultante del estudio de frecuencia de consumo de alimentos realizado.

  Hay también lecciones aprendidas en el proceso como son :

- La amplitud del área de trabajo así como la cantidad de productores que se planteaba atender no permitieron realizar un adecuado seguimiento y acompañamiento a las familias productoras. Nos dimos cuenta que si queríamos lograr que las prácticas que transmitimos sean realmente comprendidas y practicadas por los productores/as, es necesario que concentremos nuestra actuación.

La presencia de los programas sociales (FONCODES, “Sembrando”, “Chacra emprendedora”) en el ámbito de intervención termina distorsionando las condiciones de trabajo que se dan en la zona, debido al apoyo de carácter asistencialista que ofrecen a las familias campesinas. Esta lectura del contexto debe 35 de llevar también a que cuando se propongan las metas y los indicadores, se tome en cuenta que los programas del Estado afectarán el desarrollo de nuestros proyectos, por dos razones, por su carácter “asistencialista” y por la demanda de mano de obra que representan.

 - Cuando hay demanda de mano de obra remunerada, la actividad agrícola pasa a segundo término, esto aunado a la migración de los jóvenes a las ciudades, está significando que haya escasez de mano de obra y que el tiempo para el trabajo agrícola sea escaso.

-Las organizaciones se fortalecen si mejoran su comunicación interna y externa. Los liderazgos deben ser adecuadamente identificados y fortalecidos para darle el soporte a la institucionalidad de los productores/as.

La necesidad de que los proyectos cuenten con sueldos competitivos que permitan tener un personal con las competencias necesarias para el puesto que ocupan y para evitar también la alta rotación del personal.

La sinergia o alianzas estratégicas con instituciones u organizaciones son propicias y convenientes para resolver dificultades o aprovechar recursos para alcanzar mayores logros.

 


Jr. Gral. Orbegoso 728, Breña, Lima 5, PERÚ                telefono (511) 423-5245 •  423-4796                       central@diaconiaperu.org